Pólipos cordales

Un pólipo es una masa claramente delimitada (por lo general no implica cáncer o lesión precancerosa) que normalmente se encuentra en el punto medio de la cuerda vocal. Esta ubicación típica sugiere que los pólipos son el resultado de traumatismos fonatorios, tensiones físicas de la cuerda vocal que ocurren con el uso de la voz pesada, el uso de la voz en circunstancias adversas o por el abuso vocal. Se cree que los pólipos se forman por hemorragia localizada en los pequeños vasos sanguíneos de los pliegues vocales cuando se rompen por las fuerzas de cizallamiento.

Un pólipo típico: una masa doble de vocal rojo, bien delimitada.

A diferencia de un pólipo de otras partes del cuerpo, un pólipo de las cuerdas vocales no es una lesión cancerosa o precancerosa. Cabe señalar, sin embargo, que una lesión benigna no siempre se puede distinguir de una maligna mediante un examen de exploración visual, por lo que se hace necesario un estudio más acabado mediante una biopsia.

“El término “pólipo” se utiliza a veces para referirse a cualquier masa de las cuerdas vocales, a los otorrinolaringólogos. Además de ser imprecisos, esto puede llevar a confusión y errores en el tratamiento y se debe evitar.”

.

¿Cuáles son los síntomas de un pólipo?

Los pólipos generalmente causan ronquera indolora, producto de las irregularidades en el cierre glótico, así como irregularidades en la vibración cordal. También puede cursar con cambios en el tono medio hablado del paciente y, en algunos casos, el cambio de voz puede estar acompañado por una sensación de cuerpo extraño a nivel de las cuerdas vocales, o una sensación de querer despejar la garganta.

Un pólipo puede interferir con el cierre de los pliegues vocales.

¿Qué aspecto tiene un pólipo? 

Generalmente, un pólipo es una lesión de color rojizo que tiene un margen delimitado y es claramente diferente de los tejidos circundantes. Puede ser de base amplia o estrecha, puede ser liso y redondo o puede tener lóbulos. Algunos pólipos que han estado presentes durante mucho tiempo pueden tomar formas extrañas. Existe una gran variabilidad en el tamaño. Los pólipos pueden presentarse solos o en pares, uno en cada cuerda vocal directamente uno frente al otro. Casi siempre, se producen en el punto medio de la cuerda vocal.

Un pólipo de hace mucho tiempo ha adoptado una forma extraña. Hay vasos sanguíneos dilatados en ambos pliegues vocales.

“La ubicación medial es tan característica de un pólipo como de cualquier otra formación. Se debe examinar al paciente con mucho cuidado antes de decidirse por un diagnóstico de pólipo.”

Por lo general los pólipos no crecen en el corto plazo, aunque hay excepciones. Estas excepciones son probablemente debido a traumatismos repetidos, lo que hace más probable que la formación del pólipo. La propensión de un pólipo (o cualquier lesión de la cuerda vocal) es un argumento a favor del tratamiento. Cualquier lesión que aumente de tamaño rápidamente (en pocas semanas), es poco probable que sea un pólipo y se debe considerar su eliminación.

¿Cómo se trata un pólipo?
El reposo de voz
 (que a menudo se prescribe en casos de ronquera) puede mejorar un poco la función cordal, pero no es probable que un pólipo se elimine. El reposo vocal sirve para ablandar y disolver la hinchazón asociada, pero el propio pólipo es generalmente demasiado firme y voluminoso para reducirlo de manera significativa. Las personas con masas en las cuerdas vocales pueden encontrarse totalmente afónicas después de una circunstancia donde haya abuso de voz. El reposo vocal puede ayudar a recuperar el tono medio hablado, pero si la situación donde hubo abuso vocal se repite el problema persistirá.

Dado que es probable que un pólipo resultado de un trauma cordal, la terapia de la voz es casi siempre una buena alternativa para hacer que la persona tome conciencia de las circunstancias y de los hábitos de abuso de la voz que pudieran haber provocado la formación del pólipo. En el caso de una lesión pequeña (sobre todo si no ha estado presente un largo tiempo) la terapia de voz por sí sola puede ser suficiente para reducir al mínimo el efecto del pólipo y restaurar la voz adecuada.

La eliminación microscópica de un pólipo, antes después .

Muchas veces, los pólipos requieren de cirugía microlaringoscópica para ser removidos. El que una persona deba tomar este procedimiento dependerá del grado de discapacidad vocal, del pronóstico de daños cordales en el futuro y de la certeza del diagnóstico. Aunque hay poca evidencia para apoyar el uso de la terapia de la voz junto con la cirugía, la mayoría de otorrinolaringólogos señalan que es conveniente para lograr los mejores resultados y reducir las posibilidades de que se forme otro pólipo al continuar con los hábitos vocales que llevaron a la formación del pólipo . Las posibilidades de que se forme otro pólipo son muy bajas después de la cirugía y de la terapia de la voz ne conjunto.

Tomado de Voice Medicine.

Deja un comentario

Archivado bajo Apuntes, Voz

¡Comentarios acá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s