Tapones de cerumen: tratamiento y prevención.

Se llama cerumen al conjunto de elementos de descamación, secreción sebácea y secreción de las glándulas ceruminosas, que se encuentran en el conducto auditivo externo. La cera se produce en el oído para proteger el conducto auditivo, conducto que va desde el tímpano hasta el exterior.

Cuando la cera se acumula en gran cantidad, bloquea el conducto auditivo y produce pérdida de audición. La aparición de tapones de cera es un problema frecuente en determinadas personas mientras que en otros nunca aparece. Veamos algunas características clínicas de este problema:

 ¿Cuáles son los síntomas?

  1. Disminución de la audición
  2. Sensación de molestia en el oído
  3. Sensación de taponamiento

¿Cómo se diagnostican?

Normalmente la persona acude a su médico por una disminución de la audición o por molestias en el oído. El médico deberá realizar un examen médico que incluirá una otoscopia, exploración con la que se visualiza el conducto auditivo externo, el tímpano e indirectamente el oído medio.

¿Cuál es el tratamiento?

No intente extraer la cera con bastoncillos de algodón. Podría lesionar el tímpano o provocar una infección en el conducto auditivo. Si tiene dolor puede tomar medicamentos analgésicos como el paracetamol, aspirina o metamizol. El médico o la enfermera valorarán la conveniencia de aplicar algún preparado tópico en forma de gotas óticas que facilite la extracción de los tapones.

Las gotas para ablandar la cera deben utilizarse entre 5 y 7 días con dosis de 3-5 gotas, tres veces al día. Si el uso de las gotas provoca en el usuario un dolor o escozor intenso e inmediato, se suspenderá el tratamiento y el paciente ha llamar a la Otorrinolaringólogo.

Debe advertirse al paciente que no debe introducir algodón en sus oídos después de aplicar las gotas, ya que el algodón absorbe las gotas y éstas no hacen efecto. Debe permanecer con la cabeza apoyada sobre el lado contrario de la cara donde se han aplicado las gotas y debe mover ligeramente el pabellón auditivo para facilitar el paso de las gotas.

Precaución

Si tiene un tímpano perforado comunique a su médico. A continuación, llame a su médico especialista para concertar día y hora de visita. Cuando acuda a la consulta de enfermería en primer lugar se le realizará una otoscopia.Seguidamente, se procederá a la extracción del tapón.

Probablemente su médico llenará una jeringa otológica con agua tibia. El paciente se sentará con una toalla de papel en el cuello, para evitar que se moje con el agua. Se sujeta el pabellón auricular con los dedos índice y pulgar, se introduce la cánula y se inyecta el agua con ligera presión. Después cada irrigación se volverá a observar con el el otoscopio.

Si después de tres intentos no fuera posible la extracción del tapón, y en ausencia de complicaciones, se insistirá en forma correcta de aplicación de las gotas y se citará de nuevo al paciente transcurrido un período de tres a cinco días para realizar la extracción. Si el tapón ha salido completamente habrá que volver a observar con el otoscopio el conducto para ver que todo haya funcionado correctamente.

¿Existen contraindicaciones para realizar la extracción de los tapones?

  1. Otitis Media y Externa, hasta que se resuelva.
  2. Sospecha de perforación timpánica.
  3. Historia de Otitis media crónica y supurada.
  4. Cirugía otológica previa, salvo estapedectomía o estapedotomía.
  5. Heridas recientes de Tímpano y en el conducto auditivo externo.
  6. Historia previa de complicaciones con los intentos de extracción.
  7. Existencia de drenajes implantados en población infantil.
  8. Presencia de Cuerpos Extraños.
  9. Tapón epidérmica.

En todos los casos anteriores a su médico de cabecera le derivará al especialista en Otorrinolaringología.

¿Cómo se pueden prevenir?

No se debe introducir ningún tipo de objeto como bastoncillos de algodón porque pueden dañar la piel delicada que cubre el canal del oído e incrementar el riesgo de tener infecciones, picor y problemas de cera en los oídos.

  1. Tampoco se deben utilizar preparados en gotas de forma profiláctica ni realizar lavados del conducto con suero u otra sustancia. Para limpiar el oído basta con mojarse el oído en la ducha y limpiar la zona más externa del pabellón auricular con una gasa o toalla fina.
  2. Evitar introducir champú, jabón o alcohol en el oído.
  3. En personas con predisposición al oído de nadador aconseja utilizar tapones de material plástico adaptable.
  4. Es conveniente que, una vez al año, su médico le le haga un reconocimiento de sus oídos.

Tomado de Audiosocial.

1 comentario

Archivado bajo Apuntes, Audición

Una respuesta a “Tapones de cerumen: tratamiento y prevención.

  1. Muchas gracias por incluir nuestros post en vuestro interesante blog.

¡Comentarios acá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s